• ¿Cuánto cuesta una instalación de un punto de recarga de VE?

Depende mucho del tipo de vivienda, el tipo de red, el tipo de punto de recarga, etc. Pero si quiere saber un valor aproximado puede consultar en nuestro presupuestador online en el apartado de Particulares.

  • ¿Cuánto tiempo tardaré en recargar mi vehículo?

Principalmente depende de 3 factores:

  • Capacidad de la batería de su vehículo en kWh.
  • Porcentaje de carga de la batería.
  • Potencia de carga en kW.

El caso más sencillo de calcular es hasta el 80% de carga de la batería y bastará con dividir la capacidad de la batería hasta ese punto en kWh entre la potencia de carga en kW para conocer el tiempo en horas.

  • ¿Cuánta potencia necesito para recargar mi vehículo?

Es posiblemente la pregunta común entre el público que están pensando en adquirir un vehículo eléctrico. La respuesta es sencilla, ¿en cuánto tiempo necesita que esté cargado completamente?

La mayoría de las personas que viven en el entorno de las grandes ciudades no suele hacer más de 100 km al día y teniendo en cuenta que el consumo medio de un vehículo eléctrico ronda los 15-22 kWh/100km según el tipo de conducción, una buena recomendación sería calcular la potencia necesaria a la que cargar el vehículo en 6 horas aproximadamente que se corresponde que el periodo de las tarifas supervalle en el que el kWh suministrado es más económico.

  • ¿Puedo recargar mi vehículo en una toma doméstica o Schuko?

Se puede, aunque no es recomendable y siempre que la instalación eléctrica de esa toma Schuko cumpla la normativa ITC-BT-52.

Las tomas Schuko no están preparadas para soportar durante un largo periodo de tiempo una gran intensidad de forma continua pudiendo llegar a quemarse y viéndose afectada la integridad de las baterías.

  • ¿Tengo que pedir permiso a la comunidad de vecinos para instalar un punto de recarga?

No, con avisar es suficiente.

  • ¿Puedo instalar un punto de recarga sin tener un contador propio?

Sólo si la administración del aparcamiento te permite conectarte a su contador y seguramente te pidan que instales un contador secundario para poder refacturar la energía consumida a final de mes.

La segunda opción y más recomendable, es solicitar un nuevo punto de suministro, aunque tenga que pagar dos facturas eléctricas (la del domicilio y la del punto de recarga)